Home / Actualidad / Noticias / La importancia de la educación afectivo-emocional en las primeras etapas de la educación
Emociones Educación

La importancia de la educación afectivo-emocional en las primeras etapas de la educación

Shapersco|05 de julio de 2021

En lo que respecta a la educación de los más pequeños, la mayoría de las veces dejamos de lado aspectos tan importantes como la educación emocional, dándole todo el peso de la misma a las “materias” tradicionales, como las matemáticas o la lengua, por ejemplo.

La importancia del desarrollo emocional

La inteligencia emocional hace referencia a las capacidades psicológicas de las personas a la hora de controlar y expresar sentimientos y emociones. 

Existen dos tipos: la interpersonal y la intrapersonal. La primera de ellas se refiere a la habilidad de una persona para entender las emociones de los demás y reaccionar a ello de forma positiva. La intrapersonal, por su parte, es la capacidad de cada uno para gestionar las propias emociones y tomar decisiones basándose en ellas.

Aprender las emociones durante la educación infantil

La educación emocional resulta de vital importancia durante los primeros años de vida, y tendrá beneficios en la infancia y en la etapa adulta. Si realizamos un buen desarrollo emocional durante la niñez, y damos importancia a los sentimientos en lugar de ocultarlos, podemos conseguir que, en el futuro, este niño sea un ser humano con una autoestima alta, con confianza en sí mismo y en sus capacidades.

El bienestar emocional del niño es fundamental para su correcto desarrollo. Como padres, el primer paso es crear un apego seguro desde que nace el bebé, ya que es el primer vínculo afectivo que se tiene. Existen distintos tipos de apego, como el seguro, el ansioso ambivalente y el evitativo.

El apego seguro ocurre cuando se entienden y atienden las necesidades del niño. Esto le aporta seguridad y no se altera ante la separación de sus progenitores. El apego ansioso ambivalente se da cuando, después de la separación, el niño rechaza a sus padres y se aproxima a otra persona, y el evitativo, por último, tiene lugar cuando el niño evita al progenitor/a tras la separación.

Todo ello depende de cómo se gestionan las emociones dentro de la familia, pero también en el núcleo escolar, donde el desarrollo emocional también es importante. En el colegio, los pequeños aprenden a relacionarse con otras personas que también están desarrollando las emociones.

Por ello, cada vez hay más colegios que apuestan por un desarrollo infantil cognitivo temprano que ayude a los niños a crecer emocionalmente y no solo a adquirir conocimientos.

Los sentimientos que experimentamos desde pequeños y saber ponerle nombre a cada uno de ellos, nos hace ser, de adultos, más conscientes de nosotros mismos y más empáticos con los demás. Las emociones gobiernan el mundo y debemos contar con la inteligencia emocional para saber relacionarnos en cualquier parte y situación.

Podcast Title
Brains International School
25/09/2021
00:00
00:00
00:00