Home / Actualidad / Noticias / El deporte y la educación deben ir siempre unidos

El deporte y la educación deben ir siempre unidos

Por Brains|20/06/2018

El deporte y la educación deben estar necesariamente relacionados, ya que participan en la estimulación emocional y física del organismo. Es importante que nuestros pequeños inicien la actividad física a temprana edad. Para dicho fin, los centros educativos son de gran influencia en el desarrollo de hábitos saludables, al mismo tiempo que incentivan a los estudiantes a lograr una alta autoestima.

La educación física y el deporte durante la infancia

La educación física es una asignatura importante del currículum de los centros educativos. Al igual que el resto de materias, mediante el ejercicio se pretende el desarrollo de los menores, en este caso orientado a mejorar la muscular y el aparato psicomotor,  y también la salud mental, fomentando el correcto desarrollo de la autoestima, el trabajo en equipo y las relaciones sociales. 

Para lograr el éxito en el entrenamiento durante la etapa infantil es necesario incentivar a los estudiantes mediante el juego. Así, logrando que se diviertan, irán aprendiendo competencias que les serán muy útiles para su día a día, además de hacerles ganar confianza en sí mismos y en todos los ámbitos de su vida.

El deporte en el colegio

El deporte en las instituciones educativas es fundamental a la hora de instaurar en los niños rutinas y hábitos saludables y que éstas se mantengan a lo largo de toda su vida. Así, consiguen la autonomía y la capacidad de reflexión necesarias para interiorizar la vital importancia de mantener una vida saludable.

El equilibrio entre cuerpo y mente puede llevarnos no solo a vivir más, sino a vivir mejor y la educación juega un papel fundamental en la consecución de este dicho equilibrio: mens sana in corpore sano (“mente sana en cuerpo sano”).

Está científicamente probado que el ejercicio beneficia al cerebro. Este beneficio se representa en muchas facetas de la vida, no solo en la intelectual, sino en la psicología humana. Simplemente, moviéndonos somos más felices. La actividad física genera endorfinas, que son sustancias naturales que produce el cerebro con las que a veces incluso podemos aliviar dolores físicos y emocionales.

Los beneficios del deporte en el colegio

Algunos de los beneficios del deporte en el colegio para el desarrollo de adultos responsables y competentes son:

Aumentar la autoestima de los pequeños. La actividad física implica también competencia entre alumnos, pero sobre todo un instinto de superación individual. Los docentes enseñan a los alumnos a querer llegar más lejos con el fin de conseguir un reto, un objetivo, una meta. En el deporte, el hecho de superar una marca o un número de anotaciones puede estimular al menor a esforzarse más. Obviamente, el que esté pasando un momento grato junto a sus compañeros es un aliciente más que ayudará al alumno a conseguir lo que se proponga.

Favorecer las relaciones sociales. Mediante el deporte practicado por equipos, los alumnos más tímidos aprenden técnicas (muchas veces, de manera inconsciente) para acercarse y entablar una conversación con el resto de sus compañeros. Facilitarles el contexto hará que puedan conocerse mejor y ponerse en el lugar de otros. Esto, a su vez, estimula la solidaridad y el respeto, valores imprescindibles para la sociedad.

Disciplinas en los distintos ámbitos de la vida. Todo deporte se lleva a cabo mediante una serie de reglas que los jugadores deberán respetar si quieren llegar a la victoria. Las reglas deportivas no solo se basan en normativas de la actividad, sino en el respeto hacia el contrincante. Este respeto y el seguimiento en sí de las normas permiten que los niños aprendan a ser disciplinados y respetuosos.

Mejorar su salud. El ejercicio físico mejora la circulación sanguínea y con ella, el buen funcionamiento del corazón. Nos permite combatir el sobrepeso, disminuyendo los niveles de colesterol en nuestra sangre. Facilita la oxigenación de todo el organismo, además de fortalecerlo, no solo muscularmente, sino previniendo posibles infecciones. Simplemente, realizar ejercicio físico desde temprana edad hará que nuestro cuerpo permanezca saludable, teniendo así menos probabilidades de contraer algunos tipos de cáncer, como el de colon o el de estómago.

El deporte y la educación se complementan. Los beneficios del ejercicio a temprana edad son numerosos. No solo nuestros menores ganan en autoestima, sino que logran una mejor salud y ser más competitivos en todos los ámbitos de su vida.

Podcast Title
Brains International School
15/12/2019
00:00
00:00
00:00